Buscar
  • Isabel Malaspina

Vivir organizados no es una moda

Actualizado: mar 15

Cuando pensaba que escribir en mi primera nota para el blog de la página web, se me ocurrían varios tips y consejos para organizar y ordenar la casa suponiendo que quien leyera estas líneas ya estaba dispuesto a empezar. Pero después reflexioné y me puse a pensar también en aquellos que miran con distancia el hecho de involucrarse de ese modo en sus espacios.


Dicho esto, antes de hablar de los pasos básicos de la organización, mejor inicio estas líneas hablando del para qué poner en condiciones los lugares que habitamos, esto es, los beneficios que genera vivir en un espacio organizado y ordenado. Si justo estás mirando con recelo este asuntito, quien te dice te tientes un poco con lo que viene después.

Vivir ordenados reduce el stress, y no hago referencia a vivir en una casa perfecta casi inmaculada, sino a disfrutar de casas reales afectadas por la dinámica diaria que cada una tenga, pero de manera organizada, sin listas eternas de pendientes, y en donde cada espacio invite a ser usado y disfrutado. Te aseguro ahorrás dinero porque tenés control de lo que hay, sin comprar dos veces lo mismo, y evitando en algunos casos tener que tirar cosas vencidas. Así disfrutás mucho más de tus cosas porque la ves, las usas, y te das cuenta vale la pena entonces el esfuerzo que hiciste para tenerlas.


Uno de los puntos más importantes: ahorrás tiempo. Es uno de nuestros bienes más preciados, tantas veces nos quejamos que no nos alcanza, que no veo razón para desperdiciarlo. Cuando tenés el control de tu tiempo y no tardás horas en encontrar lo que buscás, te aseguro podés hacer foco en lo que quieras y ser vos quien elija que hacer en cada momento.


Claro que no es magia, requiere de esfuerzo, dedicación y un honesto ajuste en hábitos y rutinas, pero de los que no te vas a querer bajar cuando notes cuán ameno se vuelven tus días y cuán linda se volvió tu casa para estar allí.


Si no sabés bien cómo empezar, te comparto estos pasos básicos que seguramente te ayuden como una breve hoja de ruta para poder avanzar:

  1. VACIAR: sacar todo del espacio a organizar para tomar real dimensión de tus pertenencias y del lugar disponible. Luego, limpiar las superficies.

  2. DESCARTAR: no es revolear por el aire, sino ser honestos con lo que realmente nos suma tener y podemos guardar de acuerdo al espacio que tenemos. Se puede tirar, o lo que aún tenga vida útil pero no dejaremos en casa: donar, regalar o vender.

  3. CATEGORIZAR: clasificar con criterio todo lo que sí decidas se queda agrupándolo por tipo de producto o función.

  4. GUARDAR: asignar ubicaciones funcionales a cada cosa, de acuerdo a las costumbres de quienes allí vivan.

Seguramente en un tiempo volvamos a hablar en mayor detalle sobre cada uno de estos pasos, pero creo por ahora alcanza para que comiences a tomar las riendas de tu casa con el simple objetivo de pasarla mejor.


Ojalá estas líneas te hayan servido para motivarte y lograr poco a poco un sano equilibrio entre lo que tenés y el espacio donde vivís, para estar a gusto en cada rincón de tu casa.

70 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo